Gris el final para Irlanda

Bajo el cielo grisáceo que desprendía heladas gotas de agua sobre el estadio de Gdansk en Polonia, la Selección de Irlanda se despidió apesadumbrada de la posibilidad de llegar a cuartos de finales en la Eurocopa 2012, derrotados 4-0 por La Roja de España.

Entre un vals español que balanceaba el balón desde un lado de la cancha al otro, España mantuvo posesión durante ambas mitades utilizando la esfera de juego como péndulo hipnotizante para aturdir a sus contrincantes. Así tuvieron a Irlanda en un vaivén de toques, pases, desdobles, triangulaciones y llegadas a la portería, causándole dilemas en sus intentos por recuperar el balón y adentrarse al área de española.

A pesar del evidente desequilibrio en la balanza del partido que se inclinaba más hacia La Roja, los irlandeses se esforzaron por mantenerse dentro de la competencia. Sí consiguieron adentrarse en unas cuantas ocasiones al terreno y área de España, pero éstas no culminaban en tiros certeros a gol. Su frustración era evidente, pues en más de una ocasión su empeño menguaba; su desorganización y problemas de comunicación fueron algunos de los factores más evidentes que afligieron al equipo, al igual que su incapacidad de hallar un estilo que les resultara efectivo ante la danza española.

Los españoles lograron distanciarse de los verdes irlandeses desde temprano en el partido con un gol de Fernando Torres en el minuto ’4, quien casi logró anotar nuevamente tres minutos más tarde, con una volea que lanzó el balón sobre la portería.

El primer tiempo del partido no vio más goles de España, aunque sí consiguieron varias ocasiones de remates y tiros. Sin embargo, a pocos minutos de haber culminado el tiempo de descanso, un impresionante tiro de David Silva que pasó entre las piernas de tres de los defensas irlandeses como bolita de críquet, entró por el costado izquierdo de la portería de los duendes verdes para darle una delantera de 2-0 a La Roja.

Sin haber satisfecho su apetito de victoria aún, Torres terminó de troncharle las ilusiones a Irlanda con un tiro bien pensado en el minuto ’70 que quebró la malla contraria, su trigésimo gol internacional. Por su parte, Cesc Fábregas reiteró lo diestro que es dentro del campo de juego en el minuto ’81, luego de haber entrado como suplente solo minutos antes, con una patada cruzada que clavó el balón, proveniente de un tiro de esquina español, dentro de la portería del portero de Irlanda, Shay Givens.

Con las burlas de sus propios fanáticos que cantaban: “¡Si los jugadores pudieran jugar tan bien como la fanaticada canta, estaríamos hechos!”, los irlandeses partieron con sus rostros destrozados, sabiendo que con este resultado habían llegado a su fin en la Euro 2012. Su partido frente a Italia el próximo lunes lo jugarán meramente con el fin de completar su ronda de participación.

Esta victoria le dio a España la delantera en el Grupo C con 4 puntos, a la par de Croacia, separados por diferencia de goles. Ambas Selecciones lucharán este lunes, 18 de junio de 2012, con el fin de avanzar a las próximas rondas de competición.

Published on / Publicado en Tarjeta Roja TV.

Advertisements