Alemania juega, golea y pasa

Alemania pasa a semifinales con su victoria de 4-2 ante la Selección de Grecia, luego de haber marcado su superioridad desde el comienzo del partido con dos jugadas en los primeros tres minutos que le pudieron haber dado una delantera muy temprana sin siquiera haber comenzado a sudar.

Durante el primer tiempo del partido, los alemanes se lucieron en el Estadio de Gdansk en Polonia, repleto mayormente por su fanaticada, con toques precisos y la mira siempre puesta en gol. Ya en el tercer minuto, el balón de juego había sacudido la malla griega, pero, tristemente para Alemania, el gol fue anulado por un fuera de juego.

No fue, entonces, hasta el minuto ’39, que Die Mannschaft consiguió su primer gol definitivo con un tiro del capitán Philipp Lahm desde fuera del área. Sin embargo, la pena de los griegos no duró mucho, pues solo 15 minutos más tarde, Georgios Samaras les dio razón para celebrar cuando echó el balón dentro del arco alemán con el pase al área de Dimistris Salpigidis. Y como queriendo hacer burla a los infortunios económicos que los aquejan, la nación griega festejó, inspirados e ilusionados con la alegría de poder aún llegar a semifinales en esta Euro 2012.

Grecia pareció subir la intensidad y desarrollar un hambre de victoria que no se mostró tanto en el comienzo. Por un instante, la posibilidad de una conquista griega se convirtió en algo factible, pero el rostro del entrenador de la Selección, Fernando Santos, sombrío y decepcionado, incluso luego de su milagroso empate, parecía presagiar un destino no muy positivo para el equipo.

Y así como la llama de ilusión y esperanza creció exponencialmente en los azul y blanco al ver a su Selección empatar 1-1 contra una Alemania crecida y fuerte, así, también se desintegró la esperanza a causa de  tres goles alemanes que cortaron toda fuente de oxígeno que mantenía el fuego de Grecia ardiente y vivo.

En el minuto ’61, Sami Khedira retomó la delantera para los alemanes incrustando en la arquería la esfera que provino desde la banda derecha con una patada por el aire que dejó atónitos a todos en la defensa griega. Minuto ’68: Miroslav Klose desvaneció cualquier remanente de optimismo existente en los corazones griegos con un cabezazo que onduló las finas sogas blancas de la malla contraria. Y por último, el remate que consiguió el mediocampista, Marco Reus, en el ’74, con el rebote de un tiro de Klose, desbalanceó completamente el marcador, inclinándolo contundentemente hacia el lado alemán.

Ya Grecia carecía de determinación y fuerzas para continuar. Casi culminando el partido, mayormente se limitaron a observar el juego de Alemania e intentar interrumpir una que otra jugada. Cualquier posibilidad de los griegos de pasar a semifinales, había sido destrozada, a pesar de que aún el partido no hubiera llegado a su fin. En el ’87, una mano de Jérôme Boateng, no intencional, dentro del área le otorgó a Grecia un penal que Salpigidis incrustó a la izquierda del portero alemán, Manuel Neuer; y el público griego, acongojados, pero agradecidos por un último intento, aplaudieron la hazaña.

El equipo de blanco y azul quedó eliminado de la competencia, pero el alemán se enfrentará en semifinales a quien sobreviva del partido de cuartos de finales entre Italia e Inglaterra el próximo domingo, 24 de junio de 2012. Grecia no pudo llegar más allá, pero se le reconoce su esfuerzo y se felicita por haber llegado hasta donde muchos solo sueñan llega.

Published on / Publicado en Tarjeta Roja TV.

Advertisements