LA COSTURA BORICUA VIAJA EL MUNDO

Para tres diseñadores puertorriqueños, no existen los límites y las fronteras geográficas poco o poco van desapareciendo, logrando penetrar con cada nueva pasarela o presentación a mercados más grandes y complejos.

La Semana de la Moda de París será la próxima parada para el dúo puertorriqueño-estadounidense, Binzario Couture, con su colección de alta costura titulada Sunset, la cual los espectadores de Fashion Gallery (FGNYFW) en Nueva York tuvieron el privilegio de disfrutar este fin de semana.
“Nos falta mucho todavía, pero creo que hemos dado un paso bien grande. Vamos a ir en tres semanas para el Paris Fashion Week; vamos a ir a Francia. El show va a ser el día 5 de marzo. Ya confirmamos. Y se siente bien que de la Isla seguimos cosechando […] La gente puede decir que los puertorriqueños sí salimos adelante”, comentó en exclusiva Luis Nazario, diseñador principal de la marca que lleva apenas siete años establecida en Dallas, Texas. Junto a su socio, Andre Yabin, Nazario ha comenzado a explorar las posibilidades de establecer más boutiques alrededor de las Estados Unidos en áreas como Nueva York, Miami, Chicago y Los Ángeles. Además, esperan lograr expandirse a países en Europa y, también, desarrollar una colección dirigida al trópico con telas más suaves y frescas.

Por su parte, la diseñadora de jóvenes, Michelle Ann, también aseguró tener planes de expansión y, aunque no pudo proveer muchos detalles, mencionó que entre estos se encuentra la apertura de un local en el pueblo de Guaynabo. Su nicho, sin embargo, explicó que se ha desarrollando mayormente entre la audiencia norteamericana que busca vestir a sus hijos e hijas con piezas de lujo diferentes y elegantes.

“He tenido una respuesta bien buena. Yo entiendo que mi mercado como tal se está desarrollando bastante con los niños en Estados Unidos; esperemos que en Puerto Rico también. Ahora mismo, aquí en el New York Fashion Week, estoy vistiendo a una actriz que se llama Maisy Stella de la serie Nashville. O sea, que he llegado al público estadounidense”, afirmó.

Para su colección otoño­invierno 2016, Equestrian Chic, se inspiró en la equitación por su relación tan cercana al deporte, pues su hija lo practica, así como su admiración al porte, la delicadeza y las siluetas de la vestimenta que se utiliza. No obstante, la paleta de colores se centró en tonos del romanticismo, logrando así suscitar un aire casi etéreo con cada pieza.

Por otro lado, la diseñadora de niñas, Wanda Beauchamp, propuso una variedad extensa de colores vivos e intrincados detalles bordados en su colección “Princess in Color”. Esta transformó a cada una de sus pequeñas modelos en realeza, siendo la personalidad de las niñas el punto de partida para confeccionar elaborados vestidos que las representaran genuinamente.
“Yo quería que todas las niñas se vieran como princesas, no importa que tuvieran tres años, que tuvieran catorce años. No iba a hacer una colección que fueran todas el mismo color, pues quería que cada una fuese una princesa única”, manifestó con entusiasmo.

A lo largo de sus 28 años en la industria de la moda, esta creativa ha alcanzado presentarse en diversas partes de Estados Unidos, Francia y Arabia Saudita con colecciones comerciales de adultos. Sin embargo, desde hace unos siete años, se ha concentrado en crear únicamente para niñas puertorriqueñas, en especial para aquellas concursantes de reinados, a través de su línea: Popcorn Kids.

La pasión por el arte de crear moda, sostuvo, es primordial para el éxito de un diseñador, así como el usar materiales de calidad y ser auténtico a su propio estilo creativo.

Published on / Publicado en: IN Puerto Rico Magazine

Advertisements